lunes, octubre 25, 2010

A tope con los monólogos.



Este es el segundo y creo que último trabajo que presento para el concurso de monólogos: “La vida no caduca”.

He de decir que no le había pillado el puntillo a lo de los monólogos hasta este año, siempre me había parecido un formato muy limitado, pero en cambio ahora he de reconocer que le estoy cogiendo el puntillo, aunque me siguen pareciendo demasiado largos los monólogos de casi media hora…
Eso sólo lo hace bien Arguiñano, pero claro… Porque mientras te hace una lubina al horno.

El tema del concurso es el trabajo y la formación, desde luego es un tema interesante, aunque más interesantes son los 1000 euracos que se pueden ganar, me alegra que el concurso sea con jurado y no por número de votos, nunca he entendido esos concursos… Salvo que sean concursos de popularidad o de “spamear”.

Ganar un concurso siempre es difícil, pero para mí ganar un concurso en el que gana el que más votos tiene es imposible, por lo menos con los sosos de mis amigos, cabrones…

Sea como sea… No cuento con la victoria, pero desde que España ganó el mundial y la Eurocopa, ya no descarto nada…